San Ismael

Resultado de imagen para San Ismael

¡Oh!, San Ismael, vos, sois el hijo del Dios
de la vida y su amado santo, que, con vuestros
hermanos Manuel y Savelio, de lleno os disteis
a evangelizar, pues habían recibido formación
cristiana, y, con ello, querían que, Juliano “El
apóstata”, y el rey de Persia, acordasen que
la paz a sus súbditos llegara. Vuestra vida, y
testimonio os llevó, sin querer, a veros envuelto
en persecuciones, que lugar tuvieron que en aquél
tiempo. El templo de Apolo ardió, y no hallaron
culpable mejor, que achacaros a vos, y por ello,
más tarde, luego de falsos interrogatorios, os
entregaron al martirio, para luego decapitaros
con vuestros hermanos. Y, así, vuestra alma, al
cielo voló, para coronada ser, con corona de luz,
como premio a vuestra entrega grande de amor;
¡oh!, San Ismael, “vivo mártir del puro amor a Dios”.

© 2017 by Luis Ernesto Chacón Delgado
____________________________________________

17 de Junio
San Ismael
¿? – † 326

Personaje bíblico, hijo mayor del patriarca Abraham y de su esclava egipcia Agar. Ismael y dos hermanos, Manuel y Savelio, quisieron humanizar a los pueblos. En el hogar, habían recibido una densa y práctica formación cristiana, al mismo tiempo que una amplia cultura, gracias a su preceptor Eunoico. Eran muy conocidos en Calcedonia y Bitinia porque querían que Juliano el Apóstata y el rey de Persia llegaran a un acuerdo para que reinase la paz entre los súbditos.

El testimonio de sus vidas les llevó, sin querer, a verse envueltos en un acontecimiento que dio lugar a otra de las duras persecuciones que tuvieron. El templo de Apolo se incendió. Y, naturalmente, les echaron la culpa a ellos.

Vinieron una serie de interrogatorios postizos, una pura farsa. Al final de los mismos, se les entregó al martirio tal día como hoy del año 326 en el que fueron decapitados.

De las brasas de su martirio por la fe en Cristo, su testimonio continuó ardiendo por siglos y siglos. Juliano el Apóstata no respetó los tratados de paz, y le hizo la vida imposible a los persas.

En su vida Ismael tuvo doce hijos, y sus descendientes, o ismaelitas, se establecieron en el gran contorno que se extiende entre la frontera de Egipto y el golfo Pérsico. Muchas son las tribus, especialmente las de Arabia del Norte, que han pretendido descender de Ismael, y el mismo Mahoma lo reconoció al colocarlo a la cabeza de su genealogía, como padre del pueblo árabe. Así, según el islamismo ayudó a Abraham en la construcción del templo de La Meca.

Los que llevan este nombre celebran su onomástica el 17 de junio, fecha en que se conmemora San Ismael mártir. Aunque es precisamente el Ismael bíblico el que les sirve de modelo y referente. Un estímulo para superar todas las dificultades por grandes que éstas sean, un ejemplo de confianza en sí mismo, de capacidad de positivar cualquier situación y de encontrar nuevos caminos a pesar de que las circunstancias sean adversas.

(http://www.familiario.com/santoral/Ismael.htm)

Anuncios