San Arcadio

Resultado de imagen para San Arcadio de Mauritania

¡Oh!, San Arcadio, vos, sois el hijo
del Dios de la vida y su amado santo.
Nada, os hizo pensar dos veces, que,
por amor a Dios, os negasteis a honrar
a falsarios dioses, terrible martirio
sufriendo y así, entregando vuestra
vida a quien os la dio. Al encontraros
totalmente mutilado, vos, os dirigisteis
a la comunidad pagana, exhortándolos a
abandonar a sus dioses falsos y a adorar
al único Dios verdadero, el Señor Jesús.
Los paganos se quedaron maravillados
de vuestro valor y fe y los cristianos
de aquél tiempo, recogieron vuestros
restos y empezaron a honrarlo como a
un gran santo. Así, acabaron con vuestro
cuerpo, pero vuestra alma, al cielo voló
prístina, para coronada ser de luz como
premio a vuestra entrega de amor y fe;
¡oh!, San Arcadio, “viva ventura de Dios”.

© 2017 Luis Ernesto Chacón Delgado
____________________________

12 de Enero
San Arcadio de Mauritania
Mártir

Martirologio Romano: En Cesarea de Mauritania (hoy Argelia), san Arcadio, mártir, que se escondió en tiempo de persecución, pero, al ser detenido un familiar suyo se presentó espontáneamente al juez y, por negarse a sacrificar a los dioses, sufrió dolorosos tormentos hasta consumar su martirio (c. 304).

Etimología: Arcadio = Aquel que es venturoso, es de origen griego.

Se desconoce la fecha exacta de su martirio, pero parece que tuvo lugar en alguna ciudad de Mauritania, probablemente en Cesarea, la capital.

Las persecuciones estaban en todo su furor y miles de cristianos eran torturados por los soldados romanos sin esperar la sentencia del juez.

En tan terribles circunstancias, San Arcadio se retiró a la soledad.

Sin embargo, el gobernador de la ciudad al saber que no se había presentado a los sacrificios públicos, capturó a un pariente y lo mantuvo como rehén hasta que el prófugo se presentara. Al saberlo, el mártir volvió a la ciudad y se entregó al juez quien lo obligó a que se sacrificase a los dioses.

Ante su negativa, el juez lo condenó a muerte, cortando cada uno de sus miembros de manera lenta.

Al encontrarse totalmente mutilado, el mártir se dirigió a la comunidad pagana, exhortándolos a abandonar a sus dioses falsos y a adorar al único Dios verdadero, el Señor Jesús.

Los paganos se quedaron maravillados de tanto valor y los cristianos recogieron su cadaver y empezaron a honrarlo como a un gran santo.

Hoy También celebramos a San Modesto, Mártir

(http://www.es.catholic.net/santoraldehoy/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s