San Fermín

¡Oh!, San Fermín, vos, sois el hijo del Dios de la vida,
y su amado santo, y que, brillar hicisteis el significado
de vuestro nombre: “el firme”, “firmus”, “el valeroso”. Y,
que, al pie de la letra, cumplisteis la tarea de convertir
a los paganos, a la fe de Nuestro Señor Jesucristo. Pamplona
y Navarra, saben de vuestra grande entrega de amor y fe,
y, que, a la pagana orden de no hacerlo más, os negasteis
ardorosamente. Y, aquél impío, os mandó, la cabeza cortar,
como si, al hacerlo, terminara con vuestra alma y vuestro
espíritu, que raudos hacia Dios, volaron con presteza. Hoy,
Pamplona, os recuerda con grande alegría y fervor, pues,
como vos, nadie más grande, para evangelizar. Vuestra sangre,
con mucho amor derramada, os convirtió en mártir, y premiado
fuisteis por Dios, con corona eterna de luz, por vuestro amor;
¡oh!, San Fermín, “el firme y mártir de la luz del Dios vivo”.

© 2015 by Luis Ernesto Chacón Delgado
_______________________________________

7 de julio
San Fermín Obispo y Mártir
Siglo IV

Este Santo es el famoso patrono de las “Corridas de San Fermín” en España. Su nombre proviene de “Firmus”, el firme, el valeroso.

Nació en Pamplona, España, lo convirtió a la Fé San Honesto, un discipulo de San Saturnino, y lo consagro el Obispo de Toulose, el cual lo envío a predicar por Francia. San Fermín construyó un templo en Amiens, y en esa ciudad convirtió muchos paganos al cristinanismo. Amiens recibió también el martirio por proclamar la fe en Jesucristo.

Predicó San Fermín con mucho fruto en las regiones de Pamplona y Navarra y logró dejar ahí muchos sacerdotes fervorosos, los cuales reafirmaron la fe católica en aquellas tierras. Cuando se fue de allí, la mayoría de los paganos de la región se habían vuelto cristianos. En Francia un gobernador lo puso preso, pero el pueblo invadió la cárcel y lo liberó.

Más tarde el jefe pagano de Amiens le ordenó que dejara de predicar la religión de Cristo. Como Santo no quiso dejar de predicar la verdadera religión, entonces el gobernador le mandó cortar la cabeza. Y así obtuvo lo que más quería en toda su vida : derramar su sangre por Jesucristo y llegar a ser mártir de nuestra santa religión.

La ciudad de Pamplona celebra su fiesta, cada 7 de julio con grandes regocijos populares. Quiera Dios que nuestros religiosos y apóstoles, no dejen nunca de predicar y enseñar, sin cansarse, ni desanimarse, la verdadera religión de Jesús. Aunque ello les cueste grandes sacrificios.

(http://www.ewtn.com/SPANISH/Saints/Fermin_7_7.htm)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s