A propósito del Año Nuevo

Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, magistrado judío. Fue donde estaba Jesús de noche y le dijo: “Maestro, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede realizar las señales que tu realizas si Dios no está con él. Jesús le respondió: “En verdad, en verdad te digo, el que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios. Nicodemo le dice: ¿Cómo puede un hombre nacer de nuevo siendo ya viejo? ¿Puede acaso entrar otra vez en el seno de su madre y volver a nacer? Jesús le respondió: “En verdad, en verdad te digo, el que no nazca del agua y del espíritu no puede entrar en el reino de Dios. El nacido de la carne es carne, el nacido del espíritu es espíritu, no te asombres de que te haya dicho tienes que nacer de lo alto. El viento sopla donde quiere y oyes su voz, pero no sabes de donde viene ni a donde va. Así es todo el que nace del Espíritu”.( Juan 3, 1 – 8).
______________

Nicodemo

Galaxias
Nebulosas
Estrellas
Nuestro sol
Los planetas
Nuestra tierra
¿Año Nuevo?
¿Año Viejo?
¿Tiempo nuevo?
¿Tiempo viejo?
¿Nueva era?
¿Vieja Era?
¿Sueño Nuevo?
¿Sueño viejo?
¿Anhelo Nuevo?
¿Anhelo Viejo?
¿Vida Nueva?
¿Vida Vieja?
¿Hombre Nuevo?
¿Hombre Viejo?
¿Espíritu Nuevo?
¿Espíritu Viejo?
Cómo fuéramos
Como Nicodemo
Que preguntó
Hace más de dos mil años
Cómo “nacer” del espíritu
Está el Año Nuevo
A la vuelta de la esquina
Y el hombre
Necio en su pensar
Desea que todo cambie
Y sea todo nuevo
En su alrededor
Pero nada con él
Cábalas
Pócimas
Colores
Olores
Sabores
Cenas
Ritos
Sortilegios
Suertes
Baile
Danza
¡Está en ti!
Nacer de nuevo
Está en ti!
Ser de nuevo
¡Está en tí!
En nadie más
Y sólo en Dios
Y en nadie más
¿Año Nuevo?
Cambia
Tú también
Cambia para el amor
¡Porque Dios es amor!.

© 2013 by Luis Ernesto Chacón Delgado
__________

Finalmente, agradecer vuestras visitas, comentarios y generosa amistad, y desearles de manera especial, un “Feliz y Venturoso Año Nuevo 2013”, extensivo a todas vuestras familias, y que, en su discurrir, vuestras vidas sean colmadas de amor, paz y trabajo, plasmándose todos vuestros sueños y anhelos, siempre bajo la atenta mirada de Dios de la vida, principio y final de todo.
Con un fuerte abrazo;
Luis Ernesto Chacón Delgado.

Santa María Madre de Dios

¡Oh! Señora Nuestra
Vos Sois
Madre de Dios
Madre de Cristo
Madre del perdón
Madre de la esperanza
Madre de la alegría
Madre de la gracia.

¡Oh! Señora Nuestra
A vos entregamos
Con total confianza
Y humildad plena
Los sueños y anhelos
De este Nuevo Año
Para que Vos
Con maternal amor
Realidad los hagáis.

¡Oh! Señora Nuestra
Vos que Sois
Madre de Dios
Madre de Cristo
Madre del perdón
Madre de la esperanza
Madre de la alegría
Madre de la gracia
La ¡Kejaritomene!.

© 2013 by Luis Ernesto Chacón Delgado
_______________________________

1° de Enero
Santa María Madre de Dios

La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de “María Madre de Dios”. Ya en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa, en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: “María, Madre de Dios”.

Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? Pues Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y ya podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura humana puede tener.

Pero, ¿es que Dios ha tenido principio? No. Dios nunca tuvo principio, y la Virgen no formó a Dios. Pero Ella es Madre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios. Y qué hermoso repetir lo que decía San Estanislao: “La Madre de Dios es también madre mía”. Quien nos dio a su Madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representaba a nosotros: “He ahí a tu madre”, ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedimos en nombre de la Madre Santísima?

Al saber que nuestra Madre Celestial es también Madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran confianza hacia Ella.Cuando en el año 431 el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios, se reunieron los 200 obispos del mundo en Éfeso (la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años) e iluminados por el Espíritu Santo declararon: “La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios”. Y acompañados por todo el gentío de la ciudad que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”.

El título “Madre de Dios” es el principal y el más importante de la Virgen María, y de él dependen todos los demás títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene. Los santos muy antiguos dicen que en Oriente y Occidente, el nombre más generalizado con el que los cristianos llamaban a la Virgen era el de “María, Madre de Dios”.
_____________________

(http://www.ewtn.com/spanish/Saints/Maria_Madre_de_Dios.htm)