Caen

Caen; las piedras de la montaña;
como se desprende el agua en la cañada.
Caen; tus lágrimas silentes;
como; formas de nieve y viento.
Caen; los soldados en la batalla;
como estadísticas que trafican otros.
Caen; los frutos de los árboles;
como peso vencido de su ser.
Caen; los orgullosos y altaneros;
como el soberbio sin poder, ni tener.

Y; en medio de todo, las piedras, la montaña,
el agua, la cañada, tus lágrimas, la nieve, el
viento, los soldados, la batalla las estadísticas,
el tráfico, los frutos, los árboles, el peso, el ser,
el orgullo, la altanería, la soberbia, el poder y el
tener; son parte del teatro de la vida, pero sólo Él,
dará su veredicto, y entonces todo habrá terminado.
Los unos serán tragados por el monstruoso averno;
y los otros reposarán el alma por toda la eternidad.
Se preguntarán entonces, de que sirvió vivir así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s